lunes, mayo 07, 2007

SITUACIONES TIPICAS: “Un Masajito Mi Amor “


Tomar un baño de playa en circunstancias normales siempre resultará una experiencia lo mas de gratificante, tanto turistas como coterráneos en su ser “epicurista” disfrutan hasta el cansancio y al punto de un cáncer de piel de las incesantes olas marinas y su relajante sonido. Salvo que la playa que usted visite se encuentre visitada por un tiburón blanco (muy raro en este pedazo del océano atlántico) o de atractivas y multicolores medusas (no falta el que las confunda con algún personajes de Disney y al agarrarla se lleva su buena dosis de ponzoña), o si de pronto resulta victima de lo aquí descrito… entonces podríamos decir, que su experiencia playera desafortunadamente no fue la mas agradable.
Por algún extraño motivo la capacidad intelectual y perceptiva de los que van a la playa se ve reducida a su mínima expresión ante las habilidades metacognitivas y yo diría que a las facultades sobrenaturales de los comerciantes que pululan por nuestras playas.

Esta vez me remontaré al año 2000, específicamente al mes de julio, cuando en pleno receso académico de mitad de año me encontraba (junto a otro compañero) haciendo las veces de guía o acompañante turístico de dos amigas paisas de una amiga de la U. Sin pasar a un grave conflicto, se logró establecer el monto del alquiler de la carpa; los vendedores ambulantes, al percatar la presencia de “playeros locales” se limitaban a ofrecer sus productos sin tanta insistencia. Hasta ese momento todo era risas, aguardientes, pasabocas y la típica conversación de conocimiento interpersonal… de repente el ameno dialogo se vio interrumpido por la voz de “un masajito mi amor” proveniente de un par de acaneladas nativas quien sonrisa en labios y aceites caseros en mano ofrecían su tropical servicio de fisioterapia playera.
No fueron suficientes los más de 5 “no gracias” que le dijimos ante su clínica propuesta, cada vez que pasaban por la carpa insistían una y otra vez sin dejar de recordar que no “nos arrepentiríamos”, que con ese masaje tendríamos “mas fuerza pa’ la noche” (me imagino que hacían referencia a la rumba musical); Finalmente decidimos entrar al mar y después de casi media hora distribuida en brazadas, nado de perrito, flotaciones, aguantadas de respiración, etc… optamos por salir y yacernos acostados en la arena.

El momento previo de salir a acostarme en la playa, recuerdo no haber percibido vendedor ambulante alguno, ni mucho menos a las fisioterapeutas mencionadas, una vez decidí acostarme, no se de donde carajo salió, pero lo único que rememoro es que milésimas de segundos antes de que mi humanidad tocara la arena, sobre mi espalda experimenté el recorrido de una sustancia viscosa parecida a la miel y acto seguido un par de manos ejerciendo movimientos continuos de fricción, acompañados de una voz que decía “ya viste mi amor, estás muy tensionado, este masaje lo necesitas”.

Siendo honesto, se sintió relajante la corta y forzada sesión de fisioterapia playera, por su parte la astuta morocha no dudó en advertir que si quería el servicio completo (de fisioterapia) debía cancelarle por lo menos $5.000 pesos, obviamente no estaba en condición monetaria de pagarlos, ante lo cual la vivaracha canelita dijo: “bueno mi amor, tírale algo a la negrita así sea pa’ la gaseosa”…. Resulté cancelándole el 10% del valor sugerido.
A no ser que usted desee aventurarse en vivenciar un masaje fisioterapéutico playero-tropical, solo vaya a las playas de Bocagrande y de seguro que con $8.000 “barras” y una buena regateada lo podrá obtener, de lo contrario afine sus sentidos porque podría quedar atónito (a) ante las habilidades teletransportativas de las morochas masajistas.
Nota: Complemente esta lectura, visitando el archivo del mes de septiembre del 2006 (La estafa de las ostras)

6 comentarios:

Carlos A dijo...

Ja,excelente historia.Recuerdo que un compañero de la universidad me comentó alguna vez una experiencia similar.
Una de las negras que trabajaba en el hotel le dijo que "cualquier cosa que necesitara" le avisara.
El man tenía esa curiosidad de "cómo sería una negra" y dicho y hecho se la llevó en moto acuática pa un islote por ahí cerca a Cartagena.
Al igual que lo cuentan las tarjetas que le reparten a uno en la calle,la vieja le dio los 7 (o 40) servicios en una sola tanda.

Saludos.

vicious dijo...

viejo vik:

me asaltan las siguientes inquietudes:

1. cuanto cobra una negra de esas por un ''chupado'' ?

2. la negra en cuestion contaria con la totalidad de sus piezas dentales?

3. que tan elevado es el riesgo de contraer una vergonzosa y letal enfermedad venerea por culpa de las indias estas?

4. que paso con ''lekvi'' y su precariedad artistica?

5. en el caso de los masajes: que es lo que le termina untando al incauto cliente?

6. si 8000 pesos son 8 ''barras'' a cuanto equivale la misma suma en ''patacones''?

7. por tu atencion a la presente mil gracias de antemano.

un saludo compadre vik

Saudade dijo...

Esa es una de las cosas que mas me emputan de ir a Cartagena, sentirse atosigado y acosado por la negramenta que vende cosas en la playa.

Si no jodieran tanto uno hasta les compraba...

YoSoyElCarlos dijo...

Jajaja! Así tal cual pasa en Cartagena. Dónde quiera que uno se haga le ven a uno la cara de nocartagenero y llegan ofreciéndole desde gafas negras, helados (si uno tiene niños), cocteles de camarones, los adornos de madera o conchas que uno nunca compraría em otro lado, y obviamente, los masajes.

Vik-wolverine dijo...

Rtas pal Viciuos:

1. El precio Depende de la cara que ponga y de sus habilidades financieras, calaro esta como le vean cara de cundi-boyacence lo pueden estafar papá...

2. Al parecer la alta exposicion a las moleculas de sal yodada como que les preserva la dentadura.. asi q trnaquilo

3. Es Alto y ojo que podría contraer una venerea con la antiguedad de la epoca de la colonia y con rezo africano incluido

4. Sus contundentes comentarios desestabilizaron emocionalmetne a mas de un integrante de la banda (en especial a su guitarrista jairo "slash" rodriguez),incluida su manager. Por cierto muchos lectores anonimos del blog, de los que me comentan verbalmente... quedaron conmocionados con su retorica, al punto de compararlo con socrates...ja ja ja

5. segun ellas es aceite de coco virgen....otros que es grasa de tiburon, en fin...

6. minimo 4 platanos rebanados en 6 tosotnes con sus respectivas tajadas de queso...

7. listo compadre

benjamin dijo...

Muy comica la anecdota,
pero era necesario ser tan racista?
Hablas de las "nativas" como si fueras un hijo de la Reina Isabel visitando tierras salvajes.
Al igual que varios de los comentarios que dejaron los lectores, igual de idiotas.
realmente patético.