sábado, julio 19, 2008

HISTORIA DE MI HISTORIA : BESEMONOS CON EL BOM BOM BUM


Sus 15 primaveras le representaron una muy, pero muy buena dotación de senos, caderas y nalgas respectivamente a mi mejor amiga, con la que un par de años atrás solo me interesaba dar vueltas en bicicleta y que me hiciera el dos con alguna de sus compañeras de colegio, el afecto que le tenia en ese entonces era fraternal y tal vez por eso nunca la vi con intención “erótica” ni siquiera un día mientras jugábamos al escondido en su casa donde por asuntos kinestésicos y del suéter que tenia puesto la posición en que la encontré no solo dejaba ver al desnudo la formación de sus senos sino también insinuaba una postura inocente, pero copular. Era tanto ese sentimiento de hermandad hacia ella, que cierto día me enoje con otro grupo de amigos porque me “molestaban” afirmando que era mi novia y yo defendía nuestra amistad.

Para la fiesta de sus 15 años lucía espectacular, por primea vez la miré con otros ojos, esa hermanita sentimental estaba tan bonita y transformada que mis impulsos me invitaban a modificar mis sentimientos hacia ella, el momento mágico de la noche inició con el vals del Danubio azul, y se concretó para mi en el momento en que su mamá expresó: “aja mijo y tu no vá a bailá con la niña” … fue un momento como de película, lenta y cadenciosamente mi hormonal humanidad sobre su mágica e inocente (¿) humanidad se unieron al ritmo de las notas musicales.
De regreso en el taxi que me condujo a mi nueva casa mis pensamientos por una parte me emocionaba al recordar aquel mágico momento y así mismo comenzaba a arrepentirme por haberme dedicado a ser fraternal y buen amigo en vez de un erótico amigo, para colmos de males al llegar a mi destino caí todavía mas en cuenta que hacía algo mas de un año ya no éramos vecinos, por lo tanto si quería re-direccionar mi sentimientos y acciones hacia mi amiga debía elaborar un plan antes que apareciera un depredador en escena.

La semana siguiente me dediqué a llamarla todos los días y entre llamadas y llamadas concretamos ir a cine, hasta este punto el asunto iba súper bien; me dormía planificando el plan de conquista, en mi cabeza elaboré todo un discurso histórico- poético convencido que no fallaría, sentía tomar su mano y me asustaba al visualizar el momento en que la besaría. Dije que el asunto iba bien porque se me ocurrió la espectacular idea de involucrar a un nuevo “amigo” del conjunto residencial donde me había mudado, él era o es un año y medio mayor que yo, hacíamos una buena dupla jugando futbol y además compartíamos el gusto por el rock de Soda Stereo; como este personaje estaba tomando tintes de buen amigo decidí meterlo en el plan, para lo cual llame a mi quinceañera y rebuenona amiga solicitándole que para el día del encuentro cinéfilo llevase a una de sus también “buenas” amigas.



El tan esperado día llegó para mí con un poco de susto, pero con el convencimiento que mi discurso no fallaría, no obstante quien si falló fue la amiga de mi amiga, quien al parecer no recibió la aprobación de sus padres para la salida, por lo tanto y ante la premura de no llegar tarde nos dirigimos los tres al entonces -y ahora monumento del recuerdo- Teatro Cartagena. Por obvias razones yo asumí los gastos de mi amiga quien antes de ingresar a la sala se antojó de un bom bom bum, golosina que por aquel entonces costara como unos 50 pesos sumado a los 1200 que cancelé por nuestros tickets. Mi amigo por su parte parecía tranquilo… tranquilo como un buen depredador que paciente espera a su presa.
Tomamos posición de tal forma que mi amiga quedó en medio de los dos… erros táctico para mis planes pues debí asegurarme que yo quedara en medio de ellos y no al revés, esa posición no me favorecía para nada, por el contrario incrementó mi la angustia a tal punto que opté por concentrarme en la película y dejar mi plan conquistador para otro día… pero fue mi concentración mayor que la del pensador de rondín que de repente regresé a la realidad cuando me pareció sentir una agarrada de manos, pero no era precisamente mi mano la involucrada sino la de mis mejores amigos, quise convencerme de que aquello era una ilusión óptica producto de la poca luz, traté de tranquilizarme y hacer como si no hubiese percibido nada y fue cuando mis oídos captaron un susurro solicitándole él a ella “Besémonos con el bom bom bum” y acto seguido chasquidos succionates corroboraron uno de mis peores momentos emocionales… para pasar aquel trago amargo me levanté del puesto con la excusa de ir al baño donde me lavé la cara y apreté los puños y dientes tratando de canalizar la confusión; regresé a la sala y no me senté en la misma fila sino unas mas arriba para seguir corroborando y de manera masoquista que mis buenos amigos se dedicaron a besuquearse el 60% de la película.

Esta experiencia me costó $1250 pesos y marcó en mí el inicio de un cambio de actitud no tan fraternal – sin dejar de serlo - con mis futuras amigas, buenas amigas y rebuenonas amigas, es decir me torné un poco más oportunista tratando de cumplir el dicho de “Papaya ponída…. Papaya partida”, el asunto fue que ya estaba un poquito mas grande y jugar frecuentemente al escondido dentro de una casa con ropa de estar dentro de la casa que dejara ver senos en posiciones insinuantes ahora era solo parte de mis recuerdos…. De hecho cuando tuve la oportunidad de amistad con una muchacha que me presentaron y dado la rapidez en que se dieron las cosas (tomarnos de la mano y besarnos apasionadamente con helado de por medio), me ayudó a comprender y a sanar aquel ingrato recuerdo.

EPILOGO:

Mi mejor amiga de esta historia vive feliz con su esposo e hijo, al finalizar las vacaciones de ese año nuestra amistad se fue convirtiendo principalmente en un grato recuerdo, hoy figura en mis contactos de facebook.

A mi oportunista amigo le debo mi gusto por el rock anglo, hace años no se de él.

4 comentarios:

Beatrix dijo...

Mi vale, ¿por qué te hicieron eso?, yo creo que todos tenemos una historia así de horrible, yo por ejemplo cuando tenia 14 años me moría por un tipo que era todo gigantesco, le conté a una amiga quien inicalmente se burló de mi supuesto mal gusto, al parecer cuando traté de convencerla que yo no estaba ciega, la convencí fue de enredarse con el tipo en cuestion, fue horrible, casi muero, y lo peor es que su plan favorito era ir los viernes a visitarme a mi casa.. los odiaba con mi alma.. ahora no se nada de el y ella está entre mis contactos de facebook, tan bonita como en los tiempos en que me "quitó" a mi chico..
Por otro lado: dame nombres, por favor...

Javier dijo...

Uyyyy hermano que vaina que a uno le pase algo así, y mucho mas si quien se queda con la chica que te gusta es el amigo que te estaba ayudando con la conquista de ella. Pero bueno esas cosas suelen pasar, los casos para nada son escasos lo que si es seguro es que de ellos aprendemos.

Saludos

Disco Stu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Disco Stu dijo...

Por qué mondá invitaste a un amigo a un plan de conquista, es una terrible idea, si yo tengo entre ceja y ceja a una vieja que me gusta, y me concede una cita, ni por el putas incluyo terceros.